Dermatitis seborreica: síntomas, diagnóstico y tratamiento

Dermatitis seborreica

La dermatitis seborreica es un trastorno de la piel que principalmente afecta al cuero cabelludo. Su aparición suele ocasionar caspa persistente, piel enrojecida y manchas escamosas. Sin embargo, esta patología también puede llegar a afectar las zonas oleosas del cuerpo, como las orejas, las cejas, el pecho, los párpados, la nariz y el rostro.

Esta enfermedad de la piel puede llegar a desaparecer sin ningún tratamiento. Pero en algunos casos es obligatorio realizar un tratamiento bajo la supervisión de un médico, puede que sea necesario repetirlo varias veces hasta que los síntomas desaparezcan. Sin embargo, una vez que la dermatitis seborreica ha aparecido en tu cuerpo, puede volver a reaparecer más adelante. Mantener una limpieza a diario con jabón, champú y agua puede reducir la acumulación de piel muerta  y la oleosidad.

Esta enfermedad también se llama caspa, eccema seborreico o psoriasis seborreica. En los recién nacidos esta enfermedad recibe el nombre de costra láctea y provoca la aparición de parches escamosos y secos en el cuero cabelludo.

Síntomas

Esta enfermedad no solo ocurre en el cuero cabelludo, también puede aparecer en otras partes del cuerpo. Por lo general, aparece en la piel que es más aceitosa y grasosa. Los principales síntomas que te ayudarán a identificar si estas sufriendo eccema seborreico son los siguientes:

  • Costras en alguna parte del cuerpo.
  • Lesiones cutáneas con escamas.
  • Piel grasosa y aceitosa.
  • Caspa blanca o amarillenta, grasosa y pegajosa.
  • Enrojecimiento leve.
  • Picazón en las áreas afectadas.
  • Pérdida del cabello.

En algunas ocasiones las lesiones del cuero cabelludo pueden sobrepasar los límites del pelo, esto la hará visible y se presentará en forma de costras y placas elevadas, generalmente son de color salmón y con descamaciones amarillentas.

Dermatitis seborreica sintomas

Las causas

Las causas de la dermatitis seborreica no se pueden determinar con exactitud. Aún no se sabe exactamente qué es lo que produce esta enfermedad de las glándulas sebáceas. No todos  los pacientes que sufren de esto presentan un aumento en la producción de grasa por estas glándulas.

Sin embargo, existen algunos factores que pueden llegar a provocar este tipo de enfermedad.

Factores de menor riesgo

  • La actividad de las glándulas sebáceas.
  • Presencia de hongos levaduriformes.
  • Problemas en el funcionamiento de la barrera cutánea.
  • Sus genes.

Factores de mayor riesgo

  • Climas extremos.
  • Estrés.
  • Cansancio.
  • Problemas de piel como el acné.
  • Piel grasosa.
  • Tener VIH/Sida.
  • Trastornos en el sistema nervioso.
  • Obesidad.

Tratamiento

Actualmente no existe ninguna cura para esta enfermedad. Sin embargo, se puede controlar con tratamientos de forma que su presencia no sea tan incómoda para el paciente.

Los casos más sencillos, donde solo se presenta la caspa en el cuero cabelludo pueden ser controlados solamente con el uso de un champú anti-caspa. Este tipo de champú debe de contar con las siguientes sustancias:

  • Ciclopirox.
  • Ácido salicílico.
  • Alquitrán.
  • Cetoconazol.
  • Sulfuro de selenio.
  • Piritionato de zinc.

Si las lesiones son en el rostro o tronco, se deben usar cremas con corticoides y anti hongos.

Puede que también te interese leer sobre la gingivitis, sus causas y tratamiento o sobre qué es la artrosis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.