Consejos antes de comprar fincas agrícolas

Comprar fincas agrícolas

Si estás interesado en comprar una finca agrícola para desarrollar un proyecto empresarial relacionado con el sector agroindustrial, te conviene conocer todos los detalles involucrados en el proceso de negociación. Esto permitirá que puedas realizar la compra con bajas probabilidades de cometer errores legales o ser estafado, algo mucho más usual de lo que nos gustaría admitir. Para la compra venta de fincas ganaderas existen algunos requerimientos indispensables que tanto el vendedor como el potencial comprador deberán conocer. De esta forma, ambos podrán disfrutar de un proceso de compraventa segura, agradable y libre de inconvenientes legales o fiscales. A continuación, veremos algunos consejos a seguir antes de comprar fincas agrícolas.

Conoce al propietario y verifica si existen cargas sobre la finca

Esto es bastante sencillo. Tendrás que solicitar una nota simple al Registro de Propiedad que corresponda al término municipal donde se ubique la propiedad. Esta nota te indicará si la finca posee cargas, como hipotecas, embargo o servidumbre que pueda llegar a afectar a la parcela, así como la cantidad exacta de superficie que figura en las escrituras y el propietario real de la misma.

Infórmate si la propiedad de encuentra alquilada o existe algún ocupante

Una visita a la finca te permitirá conocer tanto el estado de conservación de las instalaciones, como la existencia de inquilinos u ocupantes. También es posible visitar las fincas vecinas para conocer si la tierra ha sido cultivada o utilizada recientemente por otra persona que no sea el propietario y pedir un documento firmado que garantice que la finca se encuentra libre.

Lee con calma el contrato y firma cada una de las hojas

De esta forma tendrás la garantía de que en el futuro, el contrato firmado no podrá ser modificado o manipulado de ninguna forma. También es una buena idea firmar los contratos de compraventa por duplicado, para que cada una de las partes quede en posesión del documento original. Igualmente, es preciso que el contrato sea firmado por testigos.

Establece con claridad los gastos de impuestos correspondientes a cada parte

El proceso de compraventa genera una serie de gastos que son asumidos en diferentes proporciones por los dos involucrados. Es importante que desde un principio se decida esta proporción de gastos y cada parte tenga claridad sobre la cantidad y el concepto que corresponde pagar, para evitar sorpresas o malos entendidos que puedan afectar al cierre de la negociación.

Ten una idea exacta de la superficie de la finca

Además del registro de propiedad, también es habitual y necesario solicitar un plano o certificado de catastro y una fotografía del SIGPAC (Sistema de Información Geográfica de Parcelas Agrícolas). De este modo se puede comprobar que la superficie que aparece registrada en la nota simple se corresponde con la superficie real del terreno.

Tomando esta serie de medidas, podremos tener la seguridad de que el proceso de compraventa de la propiedad se desarrolle con la menor cantidad de inconvenientes posible, para beneficio de ambas partes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.