Cómo pagar menos en la factura eléctrica de tu casa

Pagar menos en la factura eléctrica

La nueva factura de luz ha causado una controversia enorme durante las últimas semanas, llevando a las familias a analizar con detalle el comportamiento de uso y evaluando diferentes alternativas que garanticen un gasto menor en la factura eléctrica, desde poner la lavadora en horas valle, hasta cambiarse a otro proveedor de energía eléctrica.

El incremento de tarifas afectará directamente a todos los consumidores que se han acogido al Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC). En vista de esta situación, te presentamos una serie de recomendaciones para ahorrar un poco de dinero según las necesidades y gastos propios de tu hogar. También puedes ampliar información aquí: consejos pagar menos en tu factura.

Selecciona la tarifa más conveniente

Si eres de las personas que se ha acogido al PVPC, puedes escoger entre dos tarifas, una general y otra con discriminación horaria. La segunda opción te permite ahorrar electricidad aprovechando las franjas horarias en las cuales la tarifa resulta más económica (hora valle). Durante esta franja horaria se pueden poner en marcha los electrodomésticos que generen mayor consumo.

Considera la potencia contratada

La potencia eléctrica se refiere a la cantidad de Kilovatios (kW) que es capaz de soportar nuestra instalación en función al servicio contratado. Las personas que tienen un consumo eléctrico normalmente bajo, pueden tramitar una bajada de la potencia y conseguir un cierto ahorro. Pero esto debe analizarse con cautela, puesto que solo puede realizarse un cambio de potencia cada año.

Modifica tus hábitos de consumo

Gracias a la discriminación horaria, es posible consumir electricidad dentro de los horarios más económicos, que tienen un coste menor porque existe menos sobrecarga en el sistema y menos riesgo de bajadas en la tensión eléctrica. No obstante, esto implica un cambio importante en la rutina y los hábitos cotidianos para adaptarnos a las horas valle.

Aplica todas las medidas de ahorro posibles

Además de atender a la discriminación horaria, también será necesario cambiar todas las bombillas por LED y mantener desconectados los electrodomésticos que siguen consumiendo electricidad de forma pasiva, como ocurre con los televisores, equipos de sonido, microondas, cargadores y otros de uso menos habitual.

Evita las cocinas eléctricas

Un consejo que puede ayudar a reducir drásticamente la factura eléctrica es realizar el cambio de cocina eléctrica a cocina de gas. El gas es mucho más económico y se convertirá en el mejor recurso para ahorrar en la factura eléctrica, en especial si posees una familia numerosa de las que suelen tener gusto por pasar mucho tiempo cocinando.

Menos aire acondicionado y estufas

Durante el verano, apuesta por la ventilación natural y cambia las cortinas por unas más ligeras que permitan el ingreso de aire fresco a la propiedad. En invierno haz exactamente lo contrario, en lugar de usar la estufa, intenta abrigarte para mantener la temperatura corporal agradable, cobíjate bien al dormir y solo utiliza la estufa en caso de que las temperaturas caigan considerablemente.

Si sigues estas recomendaciones, seguro que notarás el cambio de inmediato en tu factura eléctrica mensual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.