¿Cómo revitalizar una piel dañada?

Revitalizar una piel dañada

¿Te despiertas por la mañana y al mirarte al espejo ves piel hinchada, seca, entumecida, apagada… envejecida?

Entonces es momento de que tomes acción.

Esto es algo que afecta mucho a las mujeres por causa de maquillajes y uso de productos con alcohol, perfumes, colonias, etc. 

Pero en general es un problema común a hombres y mujeres y que tiene que ver más con el cansancio, el estrés y la falta de cuidados por escasez de tiempo.

Para revitalizar una piel dañada hay que seguir una serie de hábitos y complementarlos con un par de cremas antiedad.

En primer lugar:

  • Limpia tu rostro con agua fría. Refresca tu piel.
  • Masajéalo y tonifícalo. Activa la circulación y relaja los músculos.

Y a continuación:

  • Aplica a tu piel este concentrado de activos antiedad para reafirmar y tensar la piel. Su nombre es Endocare tensage serum y es un producto que usa dos tecnologías en su fórmula (Tensderm y SCA Biorepair) que consiguen acelerar los efectos de regeneración celular, eliminación de arrugas, tersura y antioxidantes (hidratantes nutritivos) que aumentan la luminosidad. Este producto está, además, especialmente indicado para pieles grasas.  
  • Otro producto que puedes aplicarte es Endocare tensage ampollas. Unas ampollas que reafirman y tensan el rostro previniendo el fotoenvejecimiento. Este producto también se fabrica con las fórmulas SCA Biorepair que aseguran mayor regeneración y luminosidad.  

Además:

Cuida tus niveles de hidratación y vitamina C.

Si tu piel se ve seca y cuarteada, es evidente que le falta hidratación. Trata de tomar entre 1,5 y 2 litros de agua diariamente y come fruta en abundancia, sobre todo aquella que contenga más vitamina C, dado que es un fabuloso exfoliante natural.

Muchas personas utilizan el yogur natural mezclado con limón o naranja y lo aplica directamente sobre el rostro.

Esta mascarilla puede aplicarse en la cara durante un par de minutos y dejarla reposar para que el colágeno de la piel mejore su producción.

Otras frutas que pueden usarse como mascarilla son el aguacate y el limón.

Ambas frutas son ricas en vitaminas, ácidos grasos  y minerales.

Este combinado ha de ponerse mezclado junto y aplicarse en el rostro durante, al menos, unos tres minutos.

Cuando hayan pasado solo has de limpiarte y refrescarte bien la cara con agua fría y dejar que repose.

Estas rutinas diarias harán que tu piel recupere tersura, vigor, luminosidad y juventud en muy poco tiempo, apenas un mes.

Un hábito que, seguro, vas a agradecer mucho después.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.