La pornografía y su audiencia

La pornografía y su audiencia

Es un hecho bien sabido que la pornografía sólo aumenta en popularidad y audiencia cada año. Las visitas no hacen más que crecer, y con estos números tan exorbitados nacen varias dudas de índole social, como cuánto tiempo se dedica al porno de promedio o qué tipos de pornografía se consumen más a menudo.

Las estadísticas nos muestran que hombres y mujeres no consumen el mismo tipo de pornografía, por ejemplo. También que la pornografía que se busca y se consume, cambia ampliamente según la localización, sobre todo entre países.

Una particularidad es que durante el invierno, las visitas a páginas de adultos aumentan notablemente, dado que la gente sale menos de casa.

A continuación hablaremos sin tapujos de algunos de los efectos que la pornografía tiene en la sociedad y que han sido probados, además de aquellos tipos de pornografía más buscados por ciertos grupos sociales. Cabe destacar que estas estadísticas están siempre sujetas a cambios, dada la influencia de la cultura popular en las búsquedas pornográficas.

Más buscados en España

El tipo de porno más buscado en España es irónicamente, porno de procedencia española. Esto es un patrón que se nota a lo largo de toda Europa, con la población general de cada país teniendo una particular preferencia por la pornografía de su nacionalidad originaria.

Sin embargo, esto no es todo, dado que la lupa de las estadísticas se puede acercar aún más al mapa de la península, llegando a mostrarnos que en muchas comunidades autónomas la palabra más buscada no es ‘’española’’, sino maduras.

Éste sería el caso de Andalucía, Extremadura o Castilla y León, entre otras varias.

MILF

Cuando se trata de actores y actrices porno, los más buscados son Jordi el Niño Polla y Made in Canarias, un chico y una chica respectivamente. Cabría decir que Jordi el Niño Polla es, además, la estrella porno más buscada mundialmente en el 2018, siendo de procedencia española y haciendo principalmente porno de MILFs.

Las siglas MILF representan el término inglés ‘’Mother I’d Like to Fuck’’ y cuya traducción al español sería algo así como ‘’Madre a la que me gustaría follarme’’.

Como la traducción es tan larga, la versión que los españoles solemos usar en los buscadores de páginas pornográficas es ‘’maduras’’.

Más buscados por mujeres

En efecto, las mujeres buscan cosas muy diferentes a las que buscan los hombres, lo cual es natural si nos paramos a pensarlo. Un dato interesante es que las mujeres cada vez consumen más pornografía, sobre todo en sus móviles.

El 79% de las mujeres usan sus teléfonos móviles para ver videos pornográficos, superando el porcentaje de los hombres, un 69%, por algo más que una decena de puntos.

Las mujeres también buscan más pornografía en la que aparecen gays, al igual que los hombres buscan más pornografía de lesbianas. Este paralelismo nos demuestra que ambos géneros, cuando se trata de personas heterosexuales, tiene una cierta tendencia a disfrutar de ver a dos personas del sexo opuesto teniendo relaciones sexuales. Al menos estadísticamente, esto queda parcialmente corroborado.

Profundizando un poco más en aquellas búsquedas más realizadas por mujeres, parece ser que el sexo anal va ganando fuerza como filtro de búsqueda, particularmente en la comunidad de Madrid, que es la única en la cual este filtro supera a “maduras” o “españolas”.

El sexo lésbico, junto con el porno europeo y los “handjobs”, son con diferencia las tres búsquedas más populares entre las mujeres procedentes del territorio español.

Efectos de la pornografía

Le pese a quien le pese, la realidad es que la pornografía tiene un efecto positivo sobre aquellas sociedades entre las que más popular se vuelve. No sólo implica una liberación sobre los tabúes conservadores hacia el sexo, es que está científicamente comprobado que en aquellas sociedades con gobiernos conservadores que penalizan la sexualidad, las tasas de violencia machista y de violación son mucho mayores.

La pornografía es también una forma de liberar presión sexual para aquellas personas que tienen un libido superior al de su pareja, o que se sienten incapaces de encontrar una.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.