Alquila de forma segura: utiliza una lista de morosos

Lista de morosos

Los jóvenes que buscan independizarse siempre recurren al alquiler compartido. Con el paso del tiempo y la llegada de la madurez se hace necesario una independencia completa y los pisos compartidos dejan paso a los estudios y a los pisos pequeños.

Con las familias sucede lo mismo, las parejas deben buscar un lugar en el que establecerse y donde crear un hogar y la solución del alquiler es la más factible, debido a que los precios de venta de las viviendas son prohibitivos y requieren un gran esfuerzo económico. El problema principal es que pocas son las personas que disponen de la cantidad necesaria como para pagar la entrada de una vivienda y eso que, a pesar de que una vez adquirida la vivienda, la letra mensual suele ser inferior a la de un alquiler –aunque también es cierto que luego hay que añadirle el coste de la comunidad, las derramas…-.

Qué documentación solicitan los arrendadores

A día de hoy no es fácil conseguir alquilar un piso. La oferta no es muy extensa y cada vez hay más demanda, por lo que los precios siguen subiendo sin control. Hace unos años los arrendadores alquilaban los pisos a cualquiera sin hacer casi preguntas, pero tras la aparición de un gran número de episodios de morosidad de los inquilinos, que se niegan a pagar el alquiler y a abandonar la vivienda, los propietarios se han vuelto más cautelosos y exigentes. Si bien sigue habiendo arrendadores que no solicitan ningún tipo de documentación, más allá de la puramente necesaria para formalizar el contrato de arrendamiento, sí que la mayoría comienza a exigir una serie de garantías antes de entregar las llaves de su casa.

Arrendadores

La información más demandada por los propietarios en la actualidad es la siguiente:

  • Documentación personal.
  • Referencias de anteriores arrendadores.
  • Contrato de trabajo y últimas nóminas.
  • Avalistas.
  • Certificado de no incidencias bancarias.
  • Fianza de uno o dos meses.
  • Pago de la primera mensualidad.
  • Pago de los honorarios de la agencia inmobiliaria encargada de la gestión.

Como es lógico, con toda esta documentación los propietarios acuden al Fichero de Inquilinos Morosos (FMI), para comprobar que no existe ninguna irregularidad y que el proceso de alquiler es seguro.

La lista de morosos y cómo salir de ella

¿Cómo saber si estoy en lista de morosos? Existen tres ficheros de morosos que nos pueden dar los datos. ASNEF, CIRBE y RAI. La forma más encilla es a través del fichero de CIRBE. Para ello necesitarás tu DNI y rellenar un formulario. Debido a la Ley de Protección de Datos recibirás la información en el plazo de un mes.

Previamente, para haber entrado en una lista de morosos debe haberse dado el impago de un recibo, una cuota o una deuda que ascienda, como mínimo, a 50 euros en el caso de las personas físicas y a 300 en el de las personas jurídicas. Además, deberán haber pasado 4 meses o más desde el inicio del impago y se debe notificar a la persona por correo certificado en un plazo máximo de 30 días para que la persona en cuestión pueda subsanar el problema.

Para salir de la lista de morosos es necesario saldar la deuda y pedir un recibo del pago y te eliminarán de la lista de forma automática.

Una respuesta a “Alquila de forma segura: utiliza una lista de morosos”

  1. Hola, un articulo muy util tanto para unquilinos como para propietarios. Trabajo asi, tomo el pago del primer y ultimo mes de estadia como deposito. Tambien uso estos servicios y leg digo a todos los que conozco sobre ellos! Es muy util saber que propietario es usted. Pero si no informacion alli solicito un enlace y datos de contactos de propietarios anteriores de mi futuro inquilino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.