¿Cómo conmemorar a un Ser querido Difunto en España en 2019?

Conmemorar a un Ser querido

Un anillo de diamantes conmemorativo

Cada cultura tiene una forma peculiar de honrar a sus difuntos. Sin embargo, todas coinciden en mantener la dignidad del ser humano incluso después de la muerte. En España, conmemorar a un ser querido difunto no tiene una forma específica, pero cada costumbre es una manera de preservar su memoria.

Aunque durante muchos años la población se ha adherido a las tradiciones de la iglesia católica donde el entierro es una práctica común, desde entonces han surgido nuevas alternativas funerarias como el uso de ataúdes de cartón para reemplazar los de madera.

La cremación también se ha fortalecido en la cultura europea, donde las cenizas resultantes se utilizan para crear bellos monumentos, incluyendo un diamante conmemorativo.

Elegir entre el Entierro y la Cremación

Para elegir entre ambas prácticas, es necesario saber qué implica cada una de ellas. Así es posible tomar una decisión informada que respete las creencias y personalidad del ser querido.

Entierro

El entierro consiste en disponer el cuerpo del ser querido fallecido dentro de un ataúd, que será enterrado tras un proceso de conservación de los restos. Para muchos representa una tradición importante porque los restos yacen en un lugar sagrado al que pueden visitar en familia y honrar el legado del ser querido.

Entierro

Para enterrar a un ser fallecido querido, es necesario tener una parcela de tierra o espacio en el cementerio. En España, los servicios funerarios incluyen una ceremonia de velatorio y el entierro; que cuestan aproximadamente 2.200 euros.

Cremación

El proceso de cremación consiste en incinerar el cuerpo del ser querido en un horno especializado o cámara de cremación. El cuerpo se somete a altas temperaturas, generando así las cenizas que luego son entregadas a los familiares en un pequeño cofre.

Generalmente la incineración tiene lugar en hornos individuales que garantizan que las cenizas provenientes de la cremación pertenecen a un ser querido. Todo el proceso suele durar unas horas, dependiendo del tamaño y peso del cuerpo.

En comparación con entierro, la cremación es un ritual más económico que cuesta aproximadamente 1.200 euros en España. Entre las características más importantes de este proceso podemos mencionar:

  1. Puedes enterrarlas en un terreno más reducido o disponer de ellas de forma diferente para honrar la memoria de un ser querido.
  2. Es un proceso más amigable con el medio ambiente, ya que no involucra la descomposición natural del cuerpo.
  3. Se puede optar por un proceso de cremación sin funeral y no es necesario disponer de un terreno en el cementerio.
  4. La cremación tiene lugar 48 horas después de que un ser querido falleció. Las familias usan este tiempo para adquirir los permisos necesarios.

¿Qué hacer con las Cenizas después de la Cremación?

El proceso de cremación otorga más libertad a los familiares de disponer de las cenizas conforme a la última voluntad del ser fallecido. Entre las alternativas que puedes escoger para conmemorar la vida de esa persona y mantener vivo su legado, podemos encontrar ideas muy creativas, con sentido y propósito:

  1. Colocarlas en un cofre especial y mantenerlo dentro de un mausoleo externo o interno.
  2. Enterrarlas en un terreno familiar.
  3. Crear fuegos artificiales partir de las cenizas.
  4. Hacer lápices con las cenizas y grabar el nombre de su ser querido. A partir de una persona es posible crear hasta 240 lápices.
  5. Esparcir las cenizas en un espacio natural con el cual el ser querido sintiese una conexión.
  6. Enterrar las cenizas en una urna biodegradable junto con semillas para que nazca de ellas un árbol.
  7. Enviar las cenizas a la luna.
  8. Elaborar una impresión 3d.
  9. Crear un disco de vinil a partir de los restos, que contenga la música preferida del ser querido.
  10. Crear arte a partir de los restos, ya que empresas de diseño pueden elaborar elementos únicos, representativos de esa persona que puedes mantener en casa.
  11. Crear un diamante conmemorativo o joyas a partir de las cenizas: actualmente existen muchas opciones para llevar a tus seres queridos contigo. Algunas empresas permiten mezclar las cenizas junto con otros materiales para crear joyas como colgantes, anillos y pendientes.

Otras compañías pueden crear un diamante conmemorativo elaborado enteramente de los restos de tu ser querido.

Diamante Conmemorativo: Aprende sobre el Proceso de Formación

Un diamante conmemorativo es una joya única, creada a partir del carbono proveniente de las cenizas o el cabello de un ser vivo. Para crear un diamante conmemorativo, se necesitan al menos 200 gr de cenizas.

A través de procesos de purificación como la nanocristalización planetaria, se elimina cualquier elemento inestable o impureza de las cenizas. Un diamante conmemorativo puede crearse en el laboratorio a partir de dos procesos:

Alta presión y temperatura (HPHT)

Es un proceso a través del cual se obtiene un diamante conmemorativo al aplicar elevadas temperaturas y presión al carbono puro hecho grafito. Se utiliza una cámara especial, sintetizadora de diamantes.

En esta cámara se introduce una célula en forma de cilindro dentro de un cubo de transmisión de presión material. El carbono es presionado por 8 yunques de acero y luego presurizado por calentamiento para dar origen al diamante conmemorativo. Este proceso imita natural de formación de diamantes en la corteza terrestre.

Deposición química de vapor (también conocido como CVD)

Permite crear un diamante conmemorativo mediante la utilización de gases hidrocarburos. Involucra un control más preciso de las impurezas químicas y no es necesario aplicar un nivel de presión tan elevada como en el método anterior.

Se utilizan agentes gaseosos como el metano dentro de una atmósfera de hidrógeno en el interior de una cámara de presión. Allí se van formando y depositando en el fondo los átomos de carbono puro, creando así pequeñas láminas de diamante que pueden unirse para dar forma a un diamante conmemorativo de mayor tamaño.

Conmemorando un ser querido se puede personalizar como una manera de reflejar la última voluntad del difunto o la ampliación de su legado en la tierra. Los diamantes conmemorativos ayudan a los deudos a capturar la personalidad de un ser querido fallecido en una gema única.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.