Comprar seguidores en redes sociales: ¿cómo hacerlo correctamente?

Red social instagram

Las redes sociales son un universo de posibilidades. Conocer personas, generar contactos para futuras ofertas profesionales, generar interacción con tu marca, proyección, notoriedad y ventas. Crecer en las redes sociales significa tener éxito, e implica tener más seguidores.

Las redes sociales funcionan en base precisamente a redes. Redes de contactos, de seguidores y amigos, que son los que dan solidez, autoridad, notoriedad y relevancia a tu perfil.

¿Por qué comprar seguidores? Sencillamente, porque cuando tienes un perfil personal, comprar seguidores ofrece muchas ventajas que se transforman en mayores posibilidades laborales, de amistad, de negocios. Cuando tienes un perfil profesional, o de empresa, comprar seguidores se traduce en ganar notoriedad de cara a tu audiencia, amplificando el alcance orgánico de tus mensajes.

Por esas razones, utilizar plataformas seguras para la compra de seguidores e interacciones en redes sociales, es una de las estrategias más sólidas y eficientes de alcanzar nuevos hitos de éxito en tus perfiles, sobre todo si es de empresa. Hacerlo correctamente, sin embargo, es un proceso que va más allá de la compra misma de estos servicios.

Crea un perfil que valga la pena

¿Es importante un perfil con miles de seguidores? Desde luego que sí. Pero aún más importante es que un perfil con esas estadísticas valga la pena.

Seguir en redes sociales

Para que un perfil valga la pena, éste debe fomentar la calidad en cada una de sus publicaciones, la interacción con sus usuarios y, en cierta forma, debe hacer notar su presencia y su relevancia en las redes sociales. 

Conseguirlo, sobre todo cuando ya tienes una base de seguidores, se traducirá en éxito asegurado, al menos en lo que respecta a la consecución de autoridad y tendencias, métricas elementales en las redes sociales.

  • Da identidad de marca: un perfil de empresa debe tener identidad. En colores, en formatos, en lenguaje, en etiquetas, en cada uno de los elementos imprescindibles en una publicación. En redes sociales, crear una identidad te permitirá que la audiencia se identifique, comparta intereses, genere afiliación, y ayude a crecer tu autoridad, traduciéndose en mayores posibilidades de crecimiento, ventas y contrataciones.
  • Contenidos creados con una finalidad: de nada te servirá tener millones de seguidores si tus contenidos son creados sin un fin en mente. Un perfil de calidad, en cualquier red social, sólo publica contenidos que sabe que funcionarán. Para hacer funcionar tus contenidos, sencillamente debes dotarlos de una función por cumplir o de un objetivo por alcanzar. Luego, siguiendo la identidad de tu marca, compártelo con tu audiencia.

Si un perfil en redes sociales no vale la pena, es decir, carece de identidad de marca y no tiene contenidos adaptados a sus objetivos, comprar seguidores será una buena inversión, pero muy poco aprovechada y con baja notoriedad en las métricas y estadísticas importantes.

Valora el equilibrio de tus seguidores

Las redes sociales son hoy un pilar indispensable de cualquier estrategia de marketing digital. Ningún emprendimiento que aspire al éxito puede prescindir de ellas, ni tampoco de estrategias complementarias que ayuden a que su éxito esté medianamente asegurado.

Porque además de comprar seguidores y preocuparte porque tu perfil tenga alta calidad, debes también tener en consideración que debe existir un equilibrio entre tus seguidores orgánicos y tus seguidores adquiridos a través de plataformas seguras.

Los seguidores adquiridos no interactuarán constantemente. Salvo honrosas ocasiones, no generarán tanta afiliación con tu marca, sino que servirán de señuelo perfecto para captar seguidores orgánicos. Después de todo, a un usuario de cualquier red social le interesará más seguir marcas o perfiles que ya tienen millones de seguidores, antes que seguir un proyecto que no pasa de 200 followers.

Los seguidores orgánicos son la vida de tu perfil en redes sociales. Son los que comparten, interactúan, compran, preguntan, generan afiliación y buscan nuevos contactos que se interesen en tu marca. Son la vida, literalmente, de tu proyecto en redes sociales, porque si vendes u ofreces servicios, serán los seguidores orgánicos los que compren. El contenido de calidad y la identidad de tu marca deben orientarse hacia ellos.

Comprar seguidores nunca ha sido una mala decisión. Los resultados carecen de importancia cuando no se valora la calidad, la identidad de marca y la importancia real de los seguidores orgánicos, aspectos clave para que tu proyecto en redes sociales siga por la senda del crecimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.