¿Cómo conservar la comida durante más tiempo? Ventajas del envasado al vacío

Envasado al vacío

Conservar alimentos ha sido una necesidad importante a lo largo de la historia de las civilizaciones y un gran reto para los seres humanos.

El desarrollo de tecnología de refrigeración y la industria de alimentos enlatados y conservados a través de procesos industriales fueron un factor de cambio en los hábitos de consumo de nuestros hogares, pero la conservación de alimentos en casa y el desperdicio de comida sigue siendo un problema habitual en casa.

Para atender el problema conforme al ritmo de vida de la sociedad actual, es importante incorporar en la rutina diaria una forma eficiente de conservar los alimentos. Por esta razón, hoy hablamos sobre el envasado al vacío, que se presenta como la solución perfecta para conservar los alimentos frescos en casa durante el mayor tiempo posible.

Conoceremos las ventajas, beneficios para la salud y la forma en que las mejores envasadoras al vacío pueden hacer más sencilla la rutina del hogar.

¿Qué es y cómo se utiliza una envasadora al vacío?

La conservación al vacío es el procedimiento de guardar alimentos en bolsas o recipientes a las que se les extrae el aire de su interior, creando un efecto de vacío por medio del uso de una máquina envasadora.

Conservar la comida envasada al vacío

¿Qué ocurre cuando se elimina el aire interior al envasar un alimento? Lo que sucede con el proceso de envasado al vacío es que extrae el oxígeno, con lo cual se consiguen los siguientes efectos:

  • Evita la proliferación de los microorganismos y bacterias que intervienen en la degradación enzimática
  • Evita la oxidación de las grasas y las vitaminas
  • Previene la degradación de los carbohidratos

Ventajas y beneficios de conservar los alimentos al vacío

Prolonga la conservación de los alimentos en comparación con otros métodos de preservación como la congelación y refrigeración. Así, las verduras pueden conservarse frescas hasta por dos semanas mientras que los quesos pueden permanecer en condiciones óptimas para el consumo hasta por 8 meses.

Los alimentos conservan mejor la textura, manteniéndose crujientes por mucho más tiempo, por lo cual es un proceso ideal para productos de panadería y pastelería.

Es posible adquirir productos en formatos grandes que no podríamos consumir durante un solo día, logrando extender su consumo con el paso del tiempo y ahorrar dinero, ya que los grandes formatos suelen ser más económicos. Podemos cortar los alimentos en porciones e irlos consumiendo a lo largo de los días.

Conserva la calidad de los alimentos, manteniendo intactos los valores nutricionales, vitaminas y minerales de manera que su consumo es más beneficioso que al consumir productos congelados o que han sido procesados con adición de químicos conservantes como ocurre con los enlatados.

Los alimentos no se queman por las altas temperaturas, por lo que las carnes y pescados permanecen con su dureza característica.

Con respecto al sabor y olor, el envasado al vacío permite mantener la calidad de los mismos y conservar intactos su aroma, aspecto y olor, así como sus valores nutricionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.