Caracal: un felino de lo más peculiar

Caracal

Caracal es el nombre de uno de los felinos más peculiares del planeta. Es un animal carnívoro de tamaño medio y su nombre significa “oreja negra”. Los amantes de los felinos habrán oído hablar de él, aunque no se trata de un gato doméstico, sino de uno salvaje, por lo que será imposible (o casi) tener uno en casa.

Es un felino especial, conocido también como lince africano, cuya peculiaridad se basa en la coloración de su pelaje, que va de marrón a rojo, destacando con orejas de color negro y con algunos pelos largos al final.

Características del Caracal

Su nombre se basa en el vocablo turco “karakulak”, que significa “orejas negras”. Pero esa no es su única peculiaridad, siendo un gato inteligente con una cara tierna, pero cuyo movimiento y tipo de cuerpo sea muy semejante al de una pantera.

Lince africano

Su orejas son protuberantes y alargadas en las puntas, con unas protuberancias puntiagudas que se oscurecen hasta alcanzar el color negro. Son excelentes cazadores y es principalmente gracias a la forma de sus orejas, que les permite tener un oído muy afinado.

Aunque parecen ser amigables por el tipo de expresión que tienen dibujada en su rostro, la realidad surge cuando se mira fijamente a sus ojos y se descubre su mirada profunda e intrigante. No es nada bueno acercase a uno de ellos, a menos que el mismo se encuentre domesticado, ya que siempre se encuentran al acecho.

Su pelaje no es nada especial ni llamativo, ya que poseen un color entero, sin patrones, además, solo existen en color canela. Lo único que los hace especiales es el hecho de tener las orejas negras. Por lo general viven en zonas áridas, en las cuales su color es perfecto para el camuflaje.

Caracal felino

Son excelentes cazadores

El Caracal es un muy buen cazador, principalmente de aves, para las cuales parecen tener un instinto especial.

Puede correr a gran velocidad, a pesar de su tamaño mediano, ya que poseen un cuerpo muy atlético, parecido al de una pantera. Son los ascendientes de los gatos domésticos que tenemos en casa y del Caracal heredan su capacidad de cazar roedores.

Tienen la capacidad de saltar hasta tres metros, lo cual facilita su labor de caza de aves, logrando tomarlas en pleno vuelo y herirlas a muerte, de ahí que muchas personas los llamen “gatos voladores”.

Gato Caracal

¿Podemos tenerlos en casa?

¿Es posible domesticar a un Caracal? La respuesta es positiva, aunque aún domesticado, su expresión puede resultar perturbadora e intimidante para cualquiera, pero cuando son cachorros pueden ser de los felinos más adorables que hay.

Para tenerlo en casa, no solo tiene que ser criado en cautiverio, sino que además debe ser la cría de una familia que ya haya convivido entre humano, de lo contrario permanecen casi intactas sus costumbres salvajes, por lo cual es ideal que permanezcan en su hábitat natural.

Es difícil encontrarlos fuera de Marruecos, Ghana, Nigeria y han vuelto a aparecer en Etiopía y Túnez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.