Beneficios de tener una mascota

Beneficios de tener una mascota

Además de ser excelentes compañeros, las mascotas ofrecen una serie de beneficios a nivel social, mental y físico. Según diferentes estudios, convivir con animales domésticos tiene la capacidad de mejorar la calidad del sueño, mejorar el estado de ánimo general e, incluso, hacer que las personas desarrollen hábitos saludables.

La web mismininos.com, especialistas en información sobre los cuidados de las mascotas, ofrece muchos detalles al respecto. Hoy te contaremos cuáles son los beneficios de tener una mascota y compartir la vida con estos fieles amigos.

Eliminan la sensación de soledad

Cuando se tiene una mascota en casa podemos evitar el desarrollo de estados depresivos causada por la sensación de soledad. En general, la compañía animal puede mejorar nuestro estado de ánimo gracias al contacto físico y el acompañamiento diario.

La persona puede sentir una mayor seguridad y confianza, teniendo la certeza de que cuenta con un ser vivo cerca, lo cual es ideal para personas que viven solas o que permanecen solas en casa durante muchas horas cada día.

Mejoran nuestra vida social

Una mascota en casa puede ampliar nuestro círculo social, ya que, por ejemplo, a los perros nos vemos obligados a sacarles de paseo diariamente y es usual que se conozcan nuevas personas y se inicien conversaciones que giran en torno al cuidado del animal.

Es usual que los dueños de perros coincidan en parques a diferentes horarios y de esa forma se generen relaciones y nuevas amistades, ya que se convierte en una buena excusa para entablar conversaciones con personas nuevas.

Hacen que mejore la autoestima

Teniendo un perro o un gato para compartir el día y jugar, hace que la persona se sienta más feliz. El aumento de producción la serotonina y dopamina, hormonas encargadas de producir la sensación de placer y felicidad, tiene también un efecto importante sobre el desarrollo de una autoestima más saludable, sin importar la edad.

Gato para compartir el día y jugar

En niños, contar con una mascota que brinde seguridad durante las diferentes etapas del desarrollo puede ser un factor decisivo para la formación de una personalidad fuerte y una autoestima más saludable, lo cual será de ayuda para toda la vida.

Causan una reducción de los niveles de estrés

Llegar a casa y sentarse a disfrutar la compañía de tu mascota, jugar con ella, acariciarla, sacarla de paseo, e incluso hablar con ella y contarle cosas de nuestro día a día, se convierte en una de las mejores terapias anti estrés, ya que despeja la mente y ayuda a evadir situaciones incómodas.

Nos hacen más responsables

El cuidado diario de una mascota hace de su dueño una persona más responsable, permitiendo incluso que se desarrollen hábitos más saludables al tener la necesidad de incorporar en la rutina diaria asuntos como caminatas al parque, juegos y actividad física regular.

La rutina de cuidado diario y las necesidades de la mascota en aspectos de salud, hacen que el propietario sea más responsable, lo que a largo plazo se traslada a otros aspectos de la vida cotidiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.