Aceite de Cannabis: la alternativa medicinal que suma adeptos

Aceite de Cannabis

A lo largo y ancho del mundo son cada vez más las personas que requiere del Cannabis en sus diferentes formas para tratar diferentes tipos de patologías. Esta planta llego como complemento a las terapias tradicionales donde muchas veces los resultados se ven a mediano o largo plazo. Son los pacientes quienes ven como los esfuerzos de la terapia pueden verse resultar en vano debido a la presencia del dolor. Y es el resultado del uso de la planta Cannabis sativa, mejor conocida como marihuana, que se obtienen resultados espectaculares para los pacientes que utilizan el aceite de cbd.

La planta de cannabis es un vegetal que aporta variados efectos medicinales y terapéuticos. Cada vez son más los países que aceptan el uso con fines medicinales de este recurso por lo que comienza a formarse una industria que satisface la demanda en aumento. Históricamente esta planta se utilizó como fuente de alimento, medicinal y uno de los pilares de la medicina tradicional aplicada por los chamanes y los líderes tribales.  Se estima que su uso terapéutico comenzó en el 2737 antes de Cristo, producto de los registros de la farmacopea de Shennong, padre de la medicina oriental.

Dentro de la planta de cannabis, los cogollos o la planta femenina es la que tiene mayor cantidad de compuestos útiles terapéuticamente como el cannabidiol, los cannabinoides, terpenoides y también flavonoides que se sintetizan de forma natural por la planta.

Cannabis alternativa medicinal

Hablar de cannabinoides implica referirse a sustancias químicas que activan mecanismos fisiológicos en el cuerpo y el cerebro de los mamíferos, incluyendo a los seres humanos. La activación se da a través del complejo y efectivo sistema endocannabinoide que regula el funcionamiento óptimo de todos los demás sistemas, una especie de regulador general.

En la actualidad se reconocen tres tipos de cannabinoides como los fitocannabinoides, generados de manera natural por la planta cannábica. Por otra parte, los endocannabinoides son aquellos que se sintetizan naturalmente en el organismo de los mamíferos y están presentes sin la utilización de la planta. Por último, el tercer tipo de cannabinoides es el sintético que consta de un tratamiento especial a cargo de expertos e investigadores que lo sintetizan en un laboratorio con el objetivo de alcanzar la máxima efectividad.

Fitocannabinoides

Existen más de 100 tipos diferentes, pero los más utilizados en terapéutica son el Delta 9 tetrahidrocannabinol (THC) que genera euforia, analgesia y efectos antiinflamatorios. El cannabidiol (CBD) atenúa el efecto del THC y se comporta como antiespasmódico (actuando sobre las fibras de músculo liso de los órganos), antipsicótico, ansiolítico y analgésico. CBN, o Cannabinol es otro compuesto que se genera producto de la oxidación del THC generando sedación, contrarrestando las convulsiones y hasta combatiendo las bacterias. Por último, en CBC o Cannabicromeo potencia todos los efectos del THC aportando un efecto antimicótico útil para las infecciones por hongos.

Sistema Cannabinoide

Anteriormente mencionamos que es un sistema regulador de los otros sistemas que garantiza el normal funcionamiento de los mismos y mantiene el equilibrio interno (homeostasis) adecuado.

Este sistema produce moléculas de cannabis cbd, o endoccanabinoides que se liberan por el propio organismo y son activadas gracias a los receptores celulares CB1 y CB2. El sistema cannabinoide regula funciones fisiólógicas fundamentales como la percepción del dolor, la inflamación de tejidos y vísceras, el hambre, el estrés, la temperatura, la regulación del sueño, y los procesos integrados entre el sistema nervioso, cardiovascular, digestivo, inmune y reproductor.

¿Dónde se encuentran los receptores?

CB1 y CB2 varían en su localización. Son la puerta que se activa por la llave única que conforman los endocannabinoides. En cuanto a los CB1 están principalmente en el sistema nervioso central (médula espinal, tronco del encéfalo y corteza cerebral). Estos regulan todos los procesos neuronales y los efectos de algunas sustancias. Por otra parte, los CB2 están presentes en el bazo, los huesos y en la piel, elementos claves dentro del sistema inmune.

Conocer los receptores es vital para utilizar la forma de la sustancia correcta. El aceite de cbd es cada vez más solicitado por pacientes con todo tipo de patologías tanto crónicas como agudas ya que puede ayudar a pacientes a recuperar las ganas de comer, eliminar dolores insoportables y hasta lograr sueños prolongados a los cuales no se puede acceder sin esta sustancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.