La experiencia es fundamental para dar ayuda ante un problema de adicción

Problema de adicción

Las adicciones son de las peores situaciones por las que puede atravesar un individuo, pues la mayoría de ellos se refugian en la negación del problema y sostienen que no necesitan ayuda. Cualquier adicción es una enfermedad que puede ser tratable, aunque quien la padece asegura no estar enfermo, rechazando la ayuda, y agravando más aún la enfermedad.

Un centro de desintoxicación es fundamental en un tratamiento de adicción

Los centros de desintoxicación tienen la formación adecuada y las habilidades que se necesitan para realizar los tratamientos de todo tipo de adicciones y alcoholismo. Ahora cuentan con una web especializada para informar y asesorar a quienes lo necesiten.

Estos centros realizan el seguimiento de la recuperación del adicto mediante programas especiales, poniendo a disposición de éste, las herramientas necesarias para lograr tener éxito en el tratamiento de la adicción, sea de drogas o alcohol.

Una adicción constituye una enfermedad primaria, afectando el cerebro del adicto y se caracteriza por una serie de síntomas predeterminados. El origen de las adicciones puede deberse a varios factores, entre los que pueden encontrarse los genéticos, biológicos, psicológicos o sociales.

Diferentes tipos de adicciones

Una adicción es denominada enfermedad biopsicosocial. Varios estudios han podido demostrar que los cambios neuroquímicos que denotan las personas con adicciones son propios de la enfermedad, y que existe además, una predisposición genética a padecerla. Toda adicción es una enfermedad que es curable, pero necesita que se desarrolle un proceso por el cual la recuperación sea posible.

Existen varios tipos de adicciones que tratan estos centros de desintoxicación, los más conocidos son los siguientes:

  • Cocaína y otras drogas.
  • Ludopatía.
  • Alcoholismo.
  • Adicción a las compras.

Lo cierto es que las personas que padecen cualquier adicción están presentes en el día a día de personas que no padecen el mismo problema, siendo conocidos, familiares, amigos o compañeros de trabajo.

Importancia del reconocimiento del problema

Todas las personas que sufren un problema de adicción tienen algo en común, la negación de su problema, pues ellos mismos no son conscientes de que están enfermos. Muchas de esas personas intentan alejarse del problema, pero desconocen cómo hacerlo.

Diferentes tipos de adicciones

En su vida diaria se enfrentan a sentimientos y emociones a los que son arrastrados por el consumo de estas sustancias. Las personas adictas dejan de pensar y de sentir de la forma que lo hacían antes, ya que actúan de otras formas influenciadas por su adicción.

El alcoholismo es una de las adicciones más habituales

Una de las adicciones más conocidas es el alcoholismo, y su alto nivel de frecuencia, radica en que el alcohol es una sustancia legal que está a disposición del adicto en todas partes.

El problema puede darse a edades tempranas y hasta ser aceptado como algo natural que pertenece al proceso de crecer. Por estas causas, uno de los tratamientos que proveen los centros de desintoxicación, es con el fin de dejar el alcohol.

El gran problema es que la persona no sabe cómo dejar de beber, por el reconocimiento que tiene el alcohol en la sociedad. Cada evento como un cumpleaños, algún festejo de compañeros de trabajo o cualquier fiesta, es como asomarse a un abismo sabiendo que va a caer.

El principal objetivo es que el individuo deje de negar el problema, ya que él mismo no se reconoce como un adicto al alcohol, y que se pueda comprometer con el tratamiento que proporcionan estos centros de desintoxicación.

Una vez que el individuo acepta que es alcohólico y que tiene un problema que desea solucionar, el personal especializado lo asesora, ayuda, acompaña y facilita la recuperación para que dejen de consumir.

La drogadicción también es una de las adicciones más frecuentes

Las drogas son otro de los grandes problemas por los que caen muchas personas en adicciones y múltiples centros de desintoxicación, que trabajan de forma colaborativa con el fin de aportar los tratamientos adecuados para todos los tipos de drogas mediante programas especialmente diseñados por expertos en el tema.

Los tratamientos pueden ser ambulatorios, con acompañamientos, terapias grupales o individuales, y mediante el apoyo y asesoramiento permanente durante las 24 horas. Para poder tener éxito en este tipo de tratamiento se realiza la intervención de la familia del adicto, mediante una alianza terapéutica con ella. De esta forma, la familia se involucra en el proceso mediante terapias grupales donde se la incluye para poder ayudar al enfermo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.