Algunos consejos a la hora de elegir una clínica de cirugía estética

Elegir clínica de cirugía estética

Pese a que hace algún tiempo se tratara de algo limitado para unos pocos bolsillos, la realidad es que en nuestros días, la cirugía estética se ha democratizado y prácticamente cualquier persona puede “retocar” su aspecto y aportar un nuevo toque a su imagen. Sin embargo, a la hora de someternos a una operación de este tipo, debemos tener en cuenta una serie de aspectos, como los que enumeramos en este artículo, para evitar posibles “efectos secundarios” indeseados o, sencillamente, ser víctimas de una estafa.

Elige un equipo profesional con solvencia demostrada

La cirugía estética es una rama de la medicina que, obviamente, tiene que ser practicada por profesionales expertos en su ámbito, como los que se dan cita en el Instituto de cirugía plástica Dr. Fabrizio Moscatiello, dado que muchas de las intervenciones quirúrgicas de este tipo, llevan aparejados ciertos riesgos y, en cualquier caso, caer en manos inexpertas podría suponer que los resultados de nuestra operación fueran exactamente los contrarios a los que esperábamos cuando nos sometimos a ella.

En este sentido, nuestro principal consejo no puede ser otro que el de informarnos muy bien acerca de la cualificación de los cirujanos que vayan a llevar a cabo la intervención, incluso requiriendo ver sus títulos académicos en el caso de que desconfiemos, simplemente, porque estaremos poniéndonos en sus manos y, evidentemente, no querremos correr más riesgos de los estrictamente necesarios.

Desconfía de los precios bajos

En estrecha relación con lo que acabamos de decir, y como muy bien indican en https://www.regiondigital.com/noticias/reportajes/332660-todo-lo-que-debes-saber-antes-de-una-operacion-de-cirugia-estetica.html, una de las máximas a seguir a la hora de elegir a la clínica que vaya a llevar a cabo nuestra operación de cirugía estética, será la desconfiar de precios excesivamente bajos, dado que detrás de ellos puede haber profesionales inexpertos, el uso de materiales de poca calidad, una ínfima atención al paciente o todo ello combinado al mismo tiempo.

Por tanto, no sólo es procedente, sino que se trata de algo indispensable, desconfiar de aquellas clínicas que nos ofrezcan operaciones demasiado baratas, porque de lo que hablamos es de mucho más que de nuestro aspecto físico y, desde luego, optar por un cirujano plástico sólo por el precio puede suponer, poner en serio riesgo nuestra salud e incluso nuestra vida.

Infórmate lo mejor que puedas acerca de la operación a la que vayas a someterte

Además, informarnos acerca de todos los pormenores que nuestra intervención quirúrgica llevará aparejados es algo de suma importancia, dado que sólo de esta forma podremos ser conocedores del riesgo que estamos corriendo, de las posibilidades de éxito que tendrá nuestra operación, aunque desde luego, éstas se verán incrementadas o reducidas en función de la solvencia del equipo profesional que la efectúe, e incluso hacernos una idea acerca del aspecto que tendremos después de que se lleve a cabo la intervención.

Para hacerlo, tenemos a nuestra disposición una herramienta tan poderosa como internet, pero todavía es más importante preguntar absolutamente todas las dudas que puedan surgirnos al cirujano que se vaya a hacer cargo de nuestra cirugía, dado que nadie mejor que él podrá explicarnos todos los pormenores de su trabajo.

Es decir, que nuestro consejo no es otro que el de no escatimar tiempo ni esfuerzos a la hora de informarse sobre la operación que vayamos a realizarnos, algo en lo que el contacto con el equipo médico que vaya a realizarla puede ser fundamental en la medida de que será el responsable directo de solventar todas nuestras dudas y de que nuestra intervención llegue a buen término.

Así que, no lo dudes e investiga, incluso preguntando a los médicos sobre todo lo que consideres necesario sin ningún tipo de pudor, hasta que todas tus dudas se hayan disipado y puedas estar completamente seguro sobre qué va a consistir la operación a la que quieras someterte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.