Nuevos horizontes sexuales para descubrir con nuestra pareja

Nuevos horizontes sexuales para descubrir con nuestra pareja

Con el paso de los años las parejas consolidadas tienen a estancarse en las rutinas diarias, esto es algo normal, pues con el tiempo las personas solemos acostumbrarnos y acomodarnos. No es culpa ni de uno ni del otro, sencillamente es que a veces con el ajetreo diario y el estrés, al llegar a casa no nos apetece hacer nada con la otra persona. Pero esto tiene solución, es posible volver a reavivar la llama de la pasión y sentir el deseo de nuevo.

El morbo de compartir fotografías o vídeos íntimos

Todo el mundo conoce el porno casero ya que en los sitios web de pornografía es una de tantas categorías, pero en los últimos años ha adquirido un matiz especial, pues se ha convertido en una de las secciones más visitadas a nivel general. Y no es para menos, ya que muchas personas prefieren consumir videos porno más reales, que le den un cariz diferente a lo que habitualmente se consume.

El morbo de compartir fotografías o vídeos íntimos

Dicho esto, es importante destacar que aquí realmente son parejas anónimas las que deciden subir este contenido erótico a Internet, porque les gusta el morbo de que otras personas los vean, compartir lo que hacen y avanzar en este camino. Esto puede ser una terapia sexual realmente buena. A veces para salir de la rutina se deben seguir caminos alternativos a los habituales para conseguir superar esto.

Por eso, el hecho de hacernos fotos sensuales y eróticas, ya sea en solitario como con nuestra pareja, puede ayudar a reavivar la llama apagada de la pasión. Y si queremos ir un paso más allá siempre tenemos la opción de coger nuestro móvil y grabarnos en pleno acto sexual. Esto no significa que tengamos que compartirlo, pero puede ser algo estimulante el vernos en plena acción, seguramente podamos corregir ciertos elementos incluso.

Ahora bien, el hecho de grabar nuestros propios videos porno caseros y colgarlos en la red nos puede aportar diferentes ventajas en diferentes aspectos. Además, al ser nosotros mismos los que grabamos, siempre podemos hacerlo de tal manera que se siga protegiendo nuestra identidad, así que en este aspecto no debemos tener tabúes.

¿Qué ventajas tiene hacer un vídeo sexual con nuestra pareja?

Además de ser algo emocionante, fuera de lo habitual, nos dará una dosis extra de morbo y excitación a partes iguales. Seguramente este sea un gran empujón para nuestra relación estable de pareja, el hecho de confiar el uno en el otro y de ser capaces de dar el paso juntos para abrirse al mundo exterior. De hecho, incluso puede ser que estemos cumpliendo una fantasía sexual, todo sea dicho de paso.

A veces está bien sentirse protagonistas de algo, y así vamos a conseguir ser actores y actrices durante un rato, seremos nosotros mismos los que decidamos el cómo y el dónde. Por lo que es un momento ideal para dejar la imaginación libre y disfrutar de lo que estamos llevando a cabo. Por lo tanto, lo más seguro es que podamos sorprender a nuestra pareja, dejando la vergüenza a un lado y teniendo ganas de experimentar en todos los sentidos.

Esto al final se basa en el morbo de compartir vídeos y fotos eróticas y sexuales con el resto del mundo. Como hemos dicho, es también una manera de ver cómo lo hacemos y el qué hacemos y así poder alternar las posturas o lo que hacemos en la cama con nuestra pareja. O sea, que estas grabaciones también nos van a servir para mejorar nuestras relaciones sexuales.

Ahora bien, esto es un compromiso de dos, por lo tanto es una manera de reforzar la pareja en diferentes aspectos, así como nuestra propia autoestima por ser capaces de ser libres en mostrar todo nuestro cuerpo. Siempre tenemos la opción de no compartirlo, o sencillamente grabarlo sin mostrar nuestro rostro, puede ser realmente morboso en cualquier caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.