Consigue un planchado profesional en tu hogar

Planchado profesional en tu hogar

Las extensas horas de actividad laboral y las posteriores tareas domésticas en el hogar, dejan a la mayor parte de la población sin tiempo para disfrutar de los momentos de ocio y libertad. Una de esas tareas que gastan tiempo y energía es el planchado. Conseguir eliminar por completo las arrugas que aparecen en las prendas de ropa tras el lavado no es una actividad fácil, por lo que muchos acaban posponiéndolo hasta acumular una gran cantidad de colada. Otros, en cambio, desisten y terminan llevando su ropa a la tintorería más cercana, lo que supone un gasto considerable a final de mes.

Sin embargo, las nuevas tecnologías han permitido que aparezcan sistemas innovadores que proporcionan un acabado profesional en el propio hogar. Tan solo será necesario contar con un centro de planchado o plancha de vapor para conseguir unos resultados eficaces en menos tiempo y sin esfuerzo. De este modo, y gracias a estos productos más modernos e inteligentes, se podrá disponer de un mayor tiempo libre que permita disfrutar de los pequeños momentos cotidianos. No obstante, para obtener un planchado profesional en casa será necesario adquirir una serie de medidas o técnicas que dejarán la ropa planchada y con un aspecto impecable.

Planchado profesional en el hogar

Adquirir un sistema de planchado adecuado puede resolver multitud de problemas. Por ejemplo, un centro de planchado permite eliminar las arrugas fácilmente gracias al vapor caliente y seco generado en la caldera. Asimismo, escoger la tabla de planchar que se adapte a las necesidades del usuario será vital para el posterior acabado. Las más recomendables son aquellas que posean una superficie amplia y sea ajustable a diferentes alturas para poder ser utilizada por todos los miembros de la familia. Pero antes de proceder al planchado, lavar y tender las prendas de un modo adecuado facilitará en gran medida este procedimiento.

Un ejemplo puede observarse a la hora del lavado, ya que ofrecer un tratamiento óptimo a cada prenda ayuda a mantenerla en perfecto estado por mucho más tiempo. Lo mismo ocurre al tender, siendo recomendable el uso de perchas para evitar la formación de arrugas en las prendas más delicadas, como pueden ser las blusas o las camisas. Cuando llega el momento de comenzar a planchar, si se usa una plancha de vapor, se puede optar por humedecer un poco las prendas mediante un pulverizador o retirarlas antes de estar completamente secas. La humedad permite que la plancha se deslice con mayor facilidad sobre los tejidos, eliminando las arrugas en menos tiempo.

Sin embargo, es preciso tener en cuenta que no todos los tejidos son iguales, por lo que se deben tomar las precauciones necesarias dependiendo de la prenda. Por este motivo, se debe regular y adaptar la temperatura de la plancha, especialmente para evitar desastres en la ropa más delicada del armario. También es recomendable plancharlas del revés, de este modo no acabarán desgastadas y mantendrán el brillo y el color original. La limpieza y el mantenimiento de la plancha será, por otra parte, vital para preservarla durante el mayor tiempo posible y evitar así dañar o ensuciar los tejidos debido a los restos de suciedad y cal que se acaban formando con el paso del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.