X
En poursuivant votre navigation sur Hiboox, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des contenus et des publicités ciblées en fonction de vos centres d'intérêts, pour mesurer la fréquentation de notre site, et vous permettre de partager vos lectures sur les réseaux sociaux. Pour en savoir plus ou paramétrer les cookies, rendez-vous sur cette page. En savoir plus.
Informatique | Humour | Star | Animaux | Dessin | Nature & découverte | Sport | Jeu vidéo | Auto Moto | Smiley & Icone | Divers | Bébé | Musique | Perso ADULTE
Hiboox

Estás aquí : Portada > Peliculas

Peliculas


Presentado por : Fotorevista

Practicar la fotografía, significa (entre otras cosas) el tomar decisiones en forma continua y permanente. Así como la elección del equipo fotográfico es de vital importancia, también lo es aquella que tiene que ver con la película a ser utilizada.

La sensibilidad, contraste, nitidez y tolerancia a los posibles errores de exposición son factores fundamentales a tener en cuenta si queremos llegar a niveles de excelencia fotográfica. En el desarrollo de este capítulo, veremos que no “da lo mismo” cualquier material sensible, como también lo imperativo de aprender a dominarlos a través del uso continuo.



Películas negativas – Su sensibilidad.

PELICULAS FOTOGRAFICAS NEGATIVAS


De acuerdo a su conformación y estructura física, podemos identificar a las películas negativas en dos grupos perfectamente diferenciados; Películas blanco y negro o monocromas y Películas color, las que estudiaremos en detalle de acuerdo a sus distintos componentes usos y aplicaciones.

Conforme a su capacidad para resolver en forma satisfactoria distintas condiciones de luz, las películas fotográficas se dividen en distintas sensibilidades:
Películas “lentas” o de baja sensibilidad ................... 25 a 50 ISO
Películas de media sensibilidad .............................100 a 200 ISO
Películas “rápidas” o de alta sensibilidad ............... 400 a 800 ISO
Películas “ultra rápidas” o muy alta sensibilidad ... 1000 a 3200 ISO


SENSIBILIDAD DE LA PELICULA
Cada película posee una sensibilidad característica a la luz, determinada durante su fabricación, cada una de ellas requiere una cantidad específica de luz para producir la primera densidad o imagen útil y densidades progresivamente superiores hasta alcanzar un máximo con cantidades crecientes de luz.

El control de la exposición, el tiempo y la abertura del objetivo nos permite asegurar que la cantidad de luz que llega a la película desde el sujeto cae dentro de una gama que produce incrementos visibles en la densidad, y por lo tanto una imagen útil. Así pues debemos disponer de una medida de la sensibilidad o rapidez de la película.

A lo largo de los años se han utilizado diversos sistemas para medir la sensibilidad de las películas, pero los predominantes son: La escala ASA (denominada así por la antigua American Standard Asociation, hoy American Standard Institute) y la DIN (Deutsche Industrie Norm – Estándar Industrial Alemán). Los dos han sido combinados en un único estándar internacional denominado ISO, pero los números y los valores siguen siendo los mismos.

La sensibilidad ISO
de una película está representada por una escala aritmética en la cual una sensibilidad del doble viene representada por un valor doble también. Cada vez que se duplica el valor ISO, la exposición necesaria para una escena determinada se reduce por tanto a la mitad (o un punto). La escala completa está dividida a intervalos equivalentes a un tercio de punto de los cambios en la exposición, de modo que cada tres números se avanza un punto completo, esto es:

64, 80, 100, 125, 200, 250, 320, 400, 500, etc.


Esta relación nos permite predecir por ejemplo, que pasar de una película de 64 ISO a otra de 250 ISO permitirá una reducción de dos puntos de la exposición necesaria en una escena concreta o ¼ del tiempo de exposición.

Aunque la mayoría de las cámaras y exposímetros solían estar calibrados en valores ASA, los fabricantes de películas solían indicar también las sensibilidades DIN. La escala DIN era logarítmica, en vez de aritmética, de modo que una sensibilidad del doble viene indicada por un incremento de 3 en el valor índice de la película. Una película de 23 DIN es dos veces más rápida que una película de 20 DIN, lo que equivale de nuevo a un cambio en un punto de exposición. Así pues, los intervalos de un tercio entre cada punto en la escala ASA corresponden al incremento o decremento de uno de la escala DIN.



Tipos de películas y usos.

La sensibilidad de la película debe ajustarse en el dial del exposímetro que empleemos, ya sea de mano o en el propio de la cámara. Todos los fotógrafos aplicarán los valores de sensibilidad indicados por los fabricantes en el envoltorio de la película, pero debemos comprender que ese valor es tan sólo una guía que representa un promedio de los resultados conseguidos en las pruebas de sensibilidad con procedimientos de laboratorio. Basándose en su experiencia el fotógrafo aprende a NO TOMAR al pie de la letra las recomendaciones del fabricante respecto a la sensibilidad, observando las características de la película, el rendimiento de su equipo y sus propios procedimientos de procesado.


TIPOS DE PELICULA Y USOS

tipos

Cuando se hacen fotografías en diversas condiciones luminosas, la sensibilidad de la película es uno de los instrumentos más útiles de que disponemos. La sensibilidad de la película se refiere a como reacciona a la luz: Cuanto más alta sea la primera, más rápidamente se impresionará la segunda. Para referirse a ella se habla también de su rapidez.

Puesto que las películas rápidas son más sensibles que las lentas, necesitan menos luz para registrar una imagen. Esto las hace más versátiles, pero al ampliarlas la calidad de la imagen será inferior que la de las películas lentas.



Características según su sensibilidad.

CARACTERISTICAS DE LA PELICULAS SEGUN SU SENSIBILIDAD

caracteristas

Grano: Agrupamiento de diminutas partículas de plata metálica negra que se forma en una emulsión tras la exposición y el revelado de los haluros. En los materiales color, se forma un motivo similar, pero con tintes cromógenos.

Contraste: Juicio subjetivo de las diferencias en luminosidad y densidad entre las sombras y las luces de un motivo, negativo o copia. El contraste se ve afectado por el propio del motivo, la relación de iluminación del mismo, la conformación física de los cristales del objetivo, el tipo de película, el grado de revelado, el tipo de ampliadora, el contraste del papel (en el caso de ampliaciones) y la superficie de éste.

Nitidez: Es un factor que se deduce directamente de la capacidad de la película para separar tonos o colores, de acuerdo a un gradiente de borde entre límites de densidad, cuanto más pronunciado sea el gradiente, mayor es la nitidez. A medida que este gradiente se reduce, el paso de una densidad a otra se hace más difuso y la imagen resultante es menos nítida.

Latitud de exposición: Nivel de variación de la exposición que admite una película sin cambios apreciables en su respuesta; podemos ver en la tabla de características, que una película de alta sensibilidad está mejor preparada para absorber situaciones de sub o sobreexposición (sean deliberadas o accidentales) que una película de baja sensibilidad.


pelicula


CODIFICACION DX

El sistema de codificación DX es una medida de seguridad diseñada para que las cámaras (las más modernas) estén siempre ajustadas a la velocidad de película adecuada: Una película codificada en DX contiene información de sensibilidad en forma de cuadritos negros y plateados sobre el chasis.
La cámara que disponga de decodificador DX leerá este código electrónico cada vez que se carga una película y fijará automáticamente el valor ISO adecuado.

Películas negativas en blanco y negro.

PELICULAS NEGATIVAS EN BLANCO Y NEGRO

La mayoría de los fotógrafos comienzan utilizando películas color, y quizá no piensen nunca en intentar nada más, pero a pesar de la absoluta vigencia de la imagen en color, es muy recomendable trabajar en blanco y negro ya que ofrece la ventaja de que al no existir colores que distraigan la mirada, el uso de la forma, luz y tono es muy importante para aprender lo básico sobre composición e iluminación.

Para el fotógrafo creativo, trabajar con película blanco y negro simplifica lo que ve y permite fotografías directas y poderosas con un impacto instantáneo. La falta de color pone distancia inmediatamente con las imágenes de la realidad y ofrece un punto de partida cuando se trata de crear un ambiente y estado de ánimo determinados.

Pero probablemente la mayor ventaja de utilizar película blanco y negro sea el gran margen de control que ofrece sobre la imagen final. No sólo es posible manipular el contraste, tono, grano y nitidez de las fotografías en el momento de tomarlas, sino que también tiene la posibilidad de manipular más la imagen durante el revelado y positivado.


detail


Estas películas comprenden una base de plástico compuesta por una o más capas de gelatina, esta capa contiene granos de haluros de plata forman una imagen latente negativa, es decir, una imagen que se hace visible sólo después de un proceso químico en base a revelado. Si observamos las dos caras de la película, notaremos que la emulsión es mate y el soporte tiene un acabado brillante; la emulsión está cubierta por un revestimiento fino y resistente a los arañazos y el soporte por un tinte antivelo, el cual impide que la luz rebote en la emulsión y provoque zonas de velo en la imagen.



La película correcta.

PELICULA CROMOGENA EN BLANCO Y NEGRO
Las películas cromógenas en blanco y negro, también conocidas como de sensibilidad variable tienen como principal característica la de utilizar tintes en lugar de granos de plata para formar la imagen final. Pero a diferencia de la película color, el tinte forma un tono más que un matiz, por tanto, el resultado es un negativo monocromático. Lo importante es que la película debe ser procesada con productos químicos de revelado color tipo C41, eso significa que cualquier laboratorio pequeño puede revelar y positivar la película, esto último puede hacerse en papel color o en papel blanco y negro.
La película cromógena más conocida es la XP2 de ILFORD, la cual se ofrece con una sensibilidad nominal de 400 ISO, siendo posible subexponer un diafragma y sobreexponer hasta tres sin alterar la calidad final del positivo; en otras palabras, la XP2 puede exponerse entre 50 y 800 ISO cambiando la sensibilidad dentro del mismo rollo y luego utilizar un mismo tiempo de revelado (C41).
Como ventaja adicional sobre las películas blanco y negro convencionales, podemos citar que las imágenes obtenidas con las cromógenas son más suaves y menos “granulosas” gracias al uso de tintes en lugar de haluros de plata.

LA PELICULA CORRECTA
Todo lo dicho trata de la parte técnica de las películas blanco y negro, también denominadas monocromo. Pero ¿cómo se elige la película correcta para sus fines fotográficos?. Teniendo en cuenta la gran variedad que se encuentran en el mercado, puede haber mucha confusión. Lo mejor para empezar es pensar
en la sensibilidad de la película.

Como ya hemos visto en el cuadro de características, las películas están clasificadas como de sensibilidad lenta, media y rápida, pudiendo también hacer un apartado de ultra rápidas a las de mayor sensibilidad, según su graduación ISO. La elección correcta de la película depende del tipo del motivo que está fotografiando, las condiciones de iluminación y el tipo de fotografía que pretende tomar

Películas lentas: La gran concentración de granos de plata como también su pequeño tamaño, ofrecen imágenes de gran calidad, la textura del grano apenas es visible a no ser que se hagan grandes ampliaciones. Los granos pequeños son menos sensibles que los granos más grandes y requieren más luz para captar una imagen.

Películas medias: Es un material “multipropósito” ya que su granulometría de tamaño intermedio permite utilizar estas películas para todo tipo de captura de imágenes, resolviendo las mismas con un muy buen nivel de calidad general.

Películas rápidas y ultra rápidas: Sacrifican el grano fino y la capacidad de resolver los detalles delicados para lograr una mayor sensibilidad a la luz. También tienden a dar imágenes de menor contraste, aunque no debemos olvidar que en el material blanco y negro el positivado, es decir la manipulación de la fotografía en el laboratorio, juega un papel más importante en el control del contraste que el que tiene la propia película. Gracias a la tecnología moderna, ahora existen películas – como la T Max de Kodak - que usan granos planos formados por tabletas estrechas que permiten una mayor sensibilidad a la luz para el mismo tamaño de grano. Eso significa que algunas películas de sensibilidad media muestran ahora características
similares a las películas lentas y algunas rápidas a las de sensibilidad media.

NOTA: La sensibilidad, granulosidad y contraste de las películas están afectados significativamente por las condiciones del revelado, que incluyen el tipo, la temperatura, la cantidad de agitación y la duración del mismo.



Películas negativas color.

PELICULAS NEGATIVAS COLOR

La luz: La luz blanca es el origen de todo el color, pues está compuesta por una mezcla uniforme de longitudes de onda de todas las luces de color. Las longitudes de onda se miden en unidades llamadas nanómetros (millonésimas de metro) siendo que los colores visibles al ojo humano van del violeta oscuro (400nm) al rojo oscuro (700nm), otras longitudes de onda como el ultravioleta o el infrarrojo están fuera del espectro visible.

Aunque el ojo humano no puede percibir la luz ultravioleta, las películas pueden “ver” cierta cantidad de esa luz; por eso las fotos tomadas en la sombra o a grandes altitudes poseen a veces una coloración “azul fría”.

La luz blanca puede descomponerse en los colores del espectro visible al ojo humano, si la hacemos atravesar un prisma de cristal.
Los colores del espectro son: Violeta – Azul – Cian – Verde – Amarillo – Naranja y Rojo, los podemos ver gracias a que los objetos reflejan la luz de algunas longitudes onda y absorben otras. Un tomate rojo refleja
la luz roja y absorbe la de otros colores.

capa

En las películas color, la capa superior es una protección de gelatina, a continuación viene la primera emulsión sensible al azul, con su copulante formador de amarillo, luego aparece un filtro amarillo que evita que la luz azul llegue al resto de las capas sensibles al verde y al rojo con sus copulantes magenta y cian respectivamente, también incorporan una capa antihalo que evita los reflejos de la base.

Las películas color no producen exactamente la misma respuesta que el ojo humano; un rostro se percibe prácticamente de igual color tanto si es iluminado por luz natural o artificial, en cambio las películas reaccionan según la temperatura de color de la luz.. La iluminación de lámparas de tungsteno por ejemplo es más rojiza que la luz solar, la cual posee calidad azulada.



Películas positivas (diapositivas) color.

PELICULAS POSITIVAS (DIAPOSITIVAS) COLOR


En lo referente a la calidad final de una imagen, las películas positivas color superan a sus congéneres negativas debido a poseer una saturación más intensa en los colores y una imagen reproducida superior en el factor nitidez.

Estas películas no poseen gran margen de exposición o lo que es lo mismo, tienen una escasa latitud de exposición, es decir, que la exposición debe ser mucho más precisa que en las películas negativas, las cuales aceptan márgenes bastante amplios de sub y sobreexposición. En las diapositivas podemos decir que un punto (el equivalente a una velocidad de obturación o a una abertura de diafragma) puede llegar a malograr la imagen.

La estructura básica de la película positiva es la misma que la de la película negativa, con la gran diferencia que en el proceso de revelado se produce una inversión de la imagen, lo que también les confiere el nombre de “inversibles”.

estructura



Formatos de películas.


En la figura 1 podemos observar que la estructura básica de las diapositivas coincide con la de las películas negativas, es decir que poseen las tres capas sensibles al azul, verde y rojo, en el posterior proceso de revelado, el primero de ellos es un revelador convencional, como el metol – hidroquinona que contiene una
pequeña cantidad de un disolvente de las sales de plata, tal como el tiocianato de potasio. Este primer revelado produce imágenes de plata negativas en cada una de las tres capas, pero no de pigmentos (figura 2).

Un segundo revelado con un revelador para color convierte las sales de plata en plata metálica y, al mismo tiempo, los subproductos de esta acción química se combinan con los colorantes de la película para dar imágenes positivas en amarillo, magenta y cian (figura 3). La película debe ser completamente velada antes
del revelado de color, exponiéndola a la luz blanca o bien introduciendo en el revelador un agente químico que la vele.

En esta fase del proceso, la película contiene tres imágenes negativas de plata, tres imágenes positivas de plata y tres imágenes positivas de pigmentos. Las reacciones de la plata la han oscurecido tanto que es muy difícil ver los colores.

Una vez que la plata ha cumplido su misión, es blanqueada para convertirla de nuevo en bromuro de plata y éste, a su vez, es convertido en compuestos solubles por un baño fijador. Todos estos baños, seguidos de un lavado en agua corriente, eliminan todas las capas excepto las tres imágenes positivas de pigmento que
constituyen la imagen final (figura 4).


FORMATOS DE PELICULAS
El formato de las fotografías viene determinado por la cámara y la película que se utilice, y si se trata de potenciar la calidad de imagen, cuanto mayor sea el formato, mejor.

Sea cual sea la película que se utilice, ya sea en blanco y negro o en color, de negativo o diapositivas, el resultado de tomar una exposición es siempre el mismo; en la película queda registrada una imagen. El tamaño y la forma de dicha imagen, sin embargo, sí varían, de acuerdo con la película y la cámara que se empleen. El tamaño y la forma de una fotografía se conocen como el formato de la misma.

El término “formato” no obstante, puede dar lugar a confusiones, pues se utiliza de forma imprecisa, y también se puede referir al tipo de película o al tamaño de la cámara. Existen cámara de formato medio y otras de gran formato, del mismo modo, existen películas de formato medio y gran formato, pero por lo general, el “formato” se refiere al tamaño y la forma del encuadre.

Distintos formatos: Podemos encontrar tres tipos de películas entre los que elegir – las de 35mm, las películas en rollo y las películas planas o en hojas, también conocidas como placas -, y todas ellas ofrecen diversos formatos. En su mayoría, las imágenes de las películas de 35mm miden 24 x 36mm, pero también las
hay de ½ encuadre (casi en desuso) que miden 24 x 18mm, en cambio con las películas en rollo y las planas se pueden conseguir mayor número de formatos.

¿Qué formato elegir?
La diversidad de formas y tamaños de los distintos formatos implica que cada formato tiene sus ventajas e inconvenientes, y que unos son más adecuados a unos tipos específicos de fotografía que otros. Un mismo formato no es el idóneo al mismo tiempo para una foto de estudio, turística o de reportaje, o también si se va a utilizar para el álbum familiar o para exposición, publicación, espectáculo audiovisual etc.

NOTA: De la elección de la cámara dependerá exclusivamente el tipo de película que utilizarán, su rendimiento y el tamaño o formato de las imágenes que éstas producirán.



Cámaras de formato medio y grande.

El 35mm:
El formato más versátil y flexible, muy útil para aficionados y profesionales es el de 24 x 36mm, sobre película de 35mm. Este es el que utilizan las cámaras reflex de objetivos intercambiables, que representan el modelo “standard” de cámara fotográfica, existiendo una variedad muy amplia de marcas,
versiones, modelos y cualidades como así también calidades y precios.

n estos aspectos, debemos tener en cuenta, que al decidirse por un aparato de determinada marca, estamos escogiendo también una gama de accesorios, obligados por la lucha competitiva de los fabricantes que intentan imponer sus productos ante el temor de que un complemento de baja calidad ponga en entredicho la bondad de su cámara. Para ello se “atrincheran” tras sus monturas exclusivas, incompatibles con la mayoría de los accesorios de las otras marcas.

El formato medio:
Los formato medios (4,5 x 6 – 6 x 6 – 6 x 7 y 6 x 9 cm) son formatos mixtos empleados por aficionados y profesionales indistintamente, y utilizan película en rollo también llamada 120, están muy difundidas entre los fotógrafos más exigentes que quieren tener negativos grandes y así llegar a ampliaciones de mayor tamaño sin perder calidad.

formato

En la tabla adjunta podemos encontrar una información directa en lo que hace a formatos de películas, tamaños de negativos que producen y cuanto es el rendimiento de las mismas. El 35mm, como ya hemos dicho es el más versátil de todos por cantidad de tomas y precio final en el fotoacabado. En lo referente a los formatos medios, cada fotógrafo elegirá el equipo de acuerdo a sus gustos, necesidades y cantidad de dinero en disponibilidad, ya que estos equipos suelen ser sensiblemente más caros.

El formato grande: Este formato emplea exclusivamente película plana o en hojas, las que se ofrecen en los tamaños de 9 x 12 – 13 x 18 y 18 x 24cm, normalmente podemos encontrarlas en los negocios de asistencia a profesionales en cajas de 10 unidades cada una, cabe decir que éstas películas vienen tanto en color, blanco y negro o diapositivas y las cámaras en las que son empleadas son de gran calidad técnica y ópticas de excelente rendimiento, tienen la capacidad de poder controlar el plano de enfoque a través de basculamientos y así evitar distorsiones en la imagen final. Estos equipos son voluminosos y pesados, por lo que se los utiliza exclusivamente en estudios.



Distintos modelos. 

CAMARAS DE FORMATO MEDIO

mamiya

La Mamiya 645, es una excelente opción como formato medio, entrega imágenes de 6x 4,5cm, y en sus diferentes modelos está asegurada la calidad de definición - industria japonesa


hasselbald

Hasselblad 6x6: Equipos robustos de procedencia sueca con el clásico formato de 6x 6cm, también con la posibilidad de incorporar un respaldo para formato 4,5 x 6cmm


rolleiflex

Rolleiflex 6x 6 binocular, estos modelos aunque superados por las cámaras de un solo objetivo, son muy apreciados por los profesionales y coleccionistas. El sistema consiste en observar la imagen por la lente de arriba y hacer la toma a través de la lente de abajo – procedencia alemana


pentax

Pentax 6 x 7: Este formato es muy utilizado por profesionales de la publicidad, ya que el tamaño de sus negativos rinde mucho mejor con respecto al tamaño de ampliación y dimensión del papel fotográfico - procedencia japonesa.




Tipos y marcas películas blanco y negro.

PLANILLAS DESCRIPCION DE PELICULAS
(Marcas y Sensibilidades)

blanco_negro



Películas color para aficionados.


PELICULAS NEGATIVAS COLOR (AFICIONADOS)

color



Películas negativas color profesionales.


PELICULAS NEGATIVAS COLOR ( PROFESIONALES )

profesional



Películas positivas color profesionales.

PELICULAS DIAPOSITIVAS COLOR ( PROFESIONALES )

diapositivas


NOTA: La descripción y tipo de películas deben ser tomadas como orientativas, ya que las características, propuesta y producción de las mismas por parte de los fabricantes es contínua y permanente, como así también la presencia en el mercado de nuevas emulsiones, sensibilidades y niveles de contraste dirigidos a toda clase de trabajo fotográfico y para uso de aficionados y/o profesionales. La elección de las mismas dependerá casi exclusivamente de su rendimiento en las distintas rutinas en las que serán utilizadas.


COMENTARIO FINAL:

Para el fotógrafo profesional la elección del material sensible a utilizar es de vital importancia, ya que su experiencia le demuestra que la sensibilidad de la película es un factor determinante para lograr imágenes de calidad. La sensibilidad está relacionada directamente con el “tipo” de imagen a capturar. El fotógrafo de prensa por ejemplo, necesita de la “rapidez” de una película muy sensible, ya que ésta le permite resolver bien su trabajo prácticamente en cualquier condición de luz, sacrificando al mismo tiempo algo de contraste y nitidez debido a que la mayoría de sus fotografías son testimoniales y de un valor documental muy efímero.

En cambio, el fotógrafo que se especializa en tomas tranquilas y en las que el tiempo a utilizar no es un factor determinante (fotos de flores, por ejemplo) las películas de baja sensibilidad son las adecuadas ya que éstas reproducen todos los detalles hasta en su más mínima expresión.

Por último, y a modo de consejo para el “fotoaficionado”, lo ideal es “adoptar” una película y utilizarla hasta tomarle la mano, así, en el uso prolongado aprenderá acerca de su rendimiento antes de cambiar por otro material sensible.






Hiboox 2017-08-22 20:50

© 2009 HIBOOX - Todos los derechos reservados.
Hiboox está editado por Warm UP interactive - 27, rue de Sèvres - 92100 Boulogne Billancourt